Foto: Reuters

El tenista español Rafa Nadal no quiso “hablar de la rodilla” que ofreció dudas este viernes en su duro encuentro de tercera ronda del US Open, vendada desde el segundo set en la remontada ante el ruso Karen Khachanov, para apuntar que estará “al cien por cien” en octavos y que, eso sí, necesita mejorar su juego.

“La rodilla no voy a hablar, estamos en medio de un torneo importante y lo único que creo es que voy a estar al cien por cien para la siguiente ronda”, indicó en la entrevista con Eurosport después de su tercera victoria en el último ‘grande’ de la temporada, la cual necesitó de más de cuatro horas y otros tantos sets.

El de Manacor sembró la incertidumbre por un juego que no terminó de explotar y ese vendaje en la rodilla derecha. Sin embargo, Nadal aguantó la alta exigencia del ruso en un partido “entretenido” para el espectador pero que no dejó su mejor versión. “No ha sido el partido más cómodo, evidentemente. Un partido difícil, un rival difícil también”, dijo.

“Yo no he tenido mi mejor día. Creo que en el cuarto set era el momento que estaba jugando mejor, un poco más pausado con los golpes, pero he jugado un juego muy malo con 5-4 y se ha vuelto a complicar el partido. Un partido muy difícil, pero se ha pasado, muy contento de seguir adelante. Cuando uno gana tiene otra oportunidad de volver a competir, de hacerlo mejor de lo que he hecho hoy”, añadió.

Nadal, que en octavos se medirá con el georgiano Nikoloz Basilashvili, confío en aprovechar esa oportunidad. “Ha sido un partido muy entretenido por la gente. Ha habido puntos muy buenos, puntos muy largos, de drama de nervios, son este tipo de partidos los que involucran a la gente. Pero no quita que mi sensación sea de que tengo que hacer cosas mejor”, finalizó.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.