Foto: Reuters

El tenista español Rafa Nadal busca este viernes (22 horas/Eurosport 1) volver a la final del US Open un año después y darse la opción de defender título para ampliar a 18 su palmarés en el ‘Grand Slam’, para lo cual tendrá que derribar el mismo penúltimo escollo que en 2017, el argentino Juan Martín del Potro.

El número uno del mundo vuelve a encontrarse con un tenista que, como el español, ha sabido resucitar del mal de las lesiones. Nadal disfruta de una segunda juventud con la que no solo ha retomado su exitosa carrera sino que se ha convertido en el rival a batir en cada torneo al que acude en los dos últimos años.

El despliegue del balear aterrizó en Nueva York con cinco títulos en 2018, tras los seis de 2017, a pesar de que una lesión muscular le mantuvo fuera hasta abril. Campeón por undécima vez en Roland Garros, Nadal topó con Novak Djokovic en una eterna semifinal de Wimbledon y sacó de nuevo su repertorio por norteamérica ganando en Toronto.

En Flushing Meadows, el año de Nadal apunta de nuevo a matrícula, después de casi dos semanas en las que ha tenido que emplearse a fondo. De las emociones ante David Ferrer y un segundo partido fácil ante Vasek Pospisil, salieron las dudas con su rodilla y dos rivales de mucho trabajo como fueron Karen Khachanov y Nikoloz Basilashvili.

El nivel no ha dejado de subir, pero Nadal prevalece del mismo modo que hizo ante Dominic Thiem en un épico encuentro de cuartos. “Una moneda al aire”, reconoció. Ahora, el cartel de Del Potro, a quien su fama le precede, unido a la roca maciza de Manacor, apunta a una semifinal de palomitas y sitio cómodo por si se alarga.

Entre el argentino y el español detuvieron el mundo del tenis con un partido a cinco sets en cuartos de final de este Wimbledon que se llevó el balear. En Nueva York será la tercera vez que se vean este año, también ganó Nadal en semifinales de Roland Garros, y también lo hizo hace un año en esta misma semifinal del US Open.

El de Tandil es un caso aparte, una historia de superación tras necesitar cirugía en ambas muñecas, para verse ahora en el número tres del mundo. El campeón del Abierto estadounidense en 2009 llegó a bajar al número 1.045 del mundo en 2016 y dos años después se encuentra en el mejor ranking de su carrera.

Del Potro se enfrenta a una barrera psicológica ante Nadal, el máximo exponente actual del ‘Big 4’ que le ha cerrado ya varias puertas, no tantas como las lesiones. La torre de Tandil busca volver a una final de un ‘grande’ nueve años después, en el mismo escenario que la primera, después de dejar en el camino a Donald Young, Denis Kudla, Fernando Verdasco, Borna Coric y John Isner.

El Nadal-Del Potro vivirá su capítulo 17, con un 11-5 para el español, que quiere volver a superar al argentino en el penúltimo escalón de Nueva York, camino a su cuarto título en la Gran Manzana. El campeón de 17 ‘grandes’ ha ganado los últimos tres partidos, mientras que el actual número tres del mundo se apuntó la semifinal de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.