El director general de Movilidad y Transportes de la Conselleria de Territorio, Energía y Movilidad, Jaume Mateu, ha firmado este jueves una resolución que deniega la autorización de licencias para 200 Vehículos de Alquiler con Conductor (VTC), solicitadas por la empresa Ares Capital.

Según ha informado la Conselleria en un comunicado, la denegación de las licencias viene motivada por el incumplimiento de las exigencias sobre pólizas de seguro de los vehículos con conductor que establece la normativa correspondiente.

Además, también se toma en consideración el hecho de que la documentación completa se ha presentado fuera del plazo legalmente fijado por parte de la empresa solicitante.

La resolución denegatoria de las licencias se produce después del análisis de la documentación presentada por la empresa Ares Capital, que la entregó en el proceso de alegaciones abierto después de la primera propuesta de denegación notificada por la Dirección General de Movilidad y Transportes, también por problemas con los seguros.

Ya en la propuesta de denegación del mes de agosto se advertía a la empresa que no había acreditado tener cubierta, mediante uno o varios seguros, la eventual responsabilidad civil por los daños que pudieran sufrir los pasajeros de acuerdo con la normativa.

Durante el proceso de alegaciones, la empresa ha sido requerida en varias ocasiones sobre la incorrección de la documentación que iba presentando, pero aunque ha corregido alguna de las carencias advertidas no cumple con todos los requisitos exigibles.

Por este motivo, el director general de Movilidad ha resuelto, siguiendo el criterio de la jefa del Servicio Jurídico de la Consejería, la denegación de las licencias de VTC.

RECURSO ANTE EL CONSELLER

La resolución del director no es firme y se puede presentar un recurso de alzada ante el órgano superior; en este caso, el conseller de Territorio, Energía y Movilidad.

De este modo, se exige que la empresa tenga un seguro que cubra la responsabilidad civil por los daños que puedan sufrir los pasajeros hasta, al menos, la cantidad de 50 millones de euros, y también se tiene que acreditar la cobertura mediante la suscripción de estos seguros.

Las pólizas aportadas por Ares no cumplen todos los requisitos porque excluyen a los ocupantes y a la carga del vehículo, hecho que deja fuera los daños que puedan sufrir a los pasajeros, tal como exige la normativa.

Además, en las pólizas consta que quien toma el seguro es una empresa de alquiler de vehículos sin conductor, no Ares, y que su conductor tiene que ser autorizado por esta empresa.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.