ELLE

Monica Bellucci se ha convertido en la protagonista del nuevo número de Elle junto a su compatriota Chiara Ferragni. La estrella del cine italiano habla sin tapujos de como se encuentra a sus 53 años: “En este momento de mi existencia tengo ganas de dulzura, de paz. Pero otra parte de mí sigue siendo pasional, temperamental. De lo contrario, sería el final. Digamos que, con el tiempo, voy tomando distancia”.

En lo referente al paso del tiempo, Bellucci no siente ninguna presión pues ella se siente radiante año tras año: “No me da miedo envejecer. No es una enfermedad: es simplemente la continuación de una feminidad que se expresa de forma diferente”.

Mujer fuerte, Monica siempre ha querido alejar a sus hijas de la vorágine de la prensa: “Velo por que mi vida pública no salpique a mis hijas. Y no me refiero a mis elecciones artísticas; sigo siendo una actriz libre. Hablamos de ellas, no de mí. Aunque cometa errores, me gustaría pensar que lo he hecho todo lo mejor que he podido. El amor es la clave. Un niño querido ya posee la respuesta a por qué está en la Tierra”.

Y sobre su larga carrera cinematográfica, la musa de Dolce & Gabbana explica que “tengo una parte oscura, pero he disfrutado de la oportunidad de vivirla a través del cine. Si no, nunca habría rodado Irreversible, ni La pasión de Cristo ni Malena”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.