EP

Macià Alavedra, fallecido a los 84 años, fue uno de los consellers esenciales de los gobiernos de Jordi Pujol, aunque dimitió de su última cartera a raíz del caso Estivill y este mismo año le condenaron por el caso Pretoria.

La Audiencia Nacional le condenó en julio a un año y 11 meses de cárcel –como al exsecretario de la Presidencia Lluís Prenafeta– por
tráfico de influencias y blanqueo de capitales al cobrar comisiones ilegales a cambio de mediar en tres ‘pelotazos’ urbanísticos en el área metropolitana de Barcelona.

La sentencia le multó con 3,2 millones de euros y evitó la cárcel tras un acuerdo de conformidad con la Fiscalía Anticorrupción, que rebajó su petición de seis a dos años de prisión al reconocer al comienzo de la vista oral que había cobrado esas comisiones.

HIJO DE JOAN ALAVEDRA

Macià Alavedra i Moner (Barcelona, 26 de marzo de 1934) era hijo del escritor y político Joan Alavedra –que fue secretario de los presidentes Francesc Macià y Lluís Companys– y de Montserrat Moner Busquets, con los que se fue a Francia al acabar la Guerra Civil, hasta 1949.

Con una infancia rodeada en el exilio por personalidades como Pau Casals y Pompeu Fabra, se formó después en el Liceo Francés y se licenció en Derecho en la Universidad de Barcelona en 1958, y un año después se casó con la pintora Doris Malfeito, ya fallecida.

CDC Y PRIMER ESTATUT

A los 18 años empezó su trayectoria política, cuando empezó a militar en el Front Nacional de Catalunya, y ya en 1974 cofundó con Ramon Trias Fargas Esquerra Democràtica de Catalunya (EDC), partido que acabó diluyéndose en CDC.

En 1977 y 1979 salió elegido diputado en las Cortes; también en la transición fue uno de los ponentes de la redacción del proyecto de primer Estatut de la democracia, el ‘Estatut de Sau’; y en 1980 entró en el Parlament, escaño que también obtuvo en 1984 y en 1988.

CONSELLER CLAVE DE PUJOL

En la época de gobiernos de CiU de Jordi Pujol, ocupó departamentos fundamentales, y desde la de Economía y Finanzas negoció con el Gobierno socialista de Felipe González la cesión a Catalunya del 15% de lo recaudado en concepto de IRPF.

Alavedra negoció con el Estado en base a una propuesta elaborada por el entonces catedrático de Hacienda Pública Antoni Castells –futuro conseller de Economía– y muchos años después (1993) se inició el traspaso de esa cesta de impuestos.

Pero esa no era la primera vez que le nombraron conseller: había sido en 1982, cuando se convirtió en titular de Gobernación, desde donde se puso en marcha la escuela de Mossos, la red de parques de Bombers y la reorganización territorial catalana.

En 1986 dejó este cargo para concurrir a las elecciones generales, siendo elegido diputado en el Congreso, hasta que Pujol le nombró al frente de Industria y Energía: en 1988 fue elegido diputado en el Parlament y ratificado en su cargo, que cambió al año siguiente convirtiéndose en el titular de la Conselleria de Economía y Finanzas.

DIMISIÓN Y CASO ESTIVILL

Este fue su último cargo político, que ocupó desde 1989 hasta julio de 1997 –año en que también renunció como diputado–, y dimitió después de que informaciones periodísticas le vincularan al exjuez Lluís Pascual Estivill y al juicio posterior.

Y también fue polémica su relación con Javier de la Rosa, aunque él se desmarcó de la actuación del empresario cuando era responsable de Grand Tibidabo.

Después fue nombrado presidente de la empresa concesionaria de autopistas Aucat, cargo que ejerció hasta 2003; y también presidió Kern Pharma y Abertis Logística.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.