Fotos: Isabelle Sleijpen

Los vehículos clásicos más espectaculares se dieron cita este sábado en el día más importante de la tercera edición de la Mallorca Classic Week celebrada en Port Adriano.

Este año, una nutrida participación ha permitido a los aficionados poder ver, muy de cerca, motos y coches tanto europeos como americanos. Vehículos conservados de manera impecable y que lucieron para la ocasión sus mejores galas.

Un evento, la Mallorca Classic Week, que cada año que pasa pisa con más fuerza y prueba de ello es que comienza a posicionarse firmemente en el calendario internacional de certámenes dedicados a este tipo de vehículos.

Para participar en el evento es requisito indispensable que el vehículo tenga al menos veinticinco años. A partir de ahí, la organización decide su inclusión en función del estado de conservación y de la singularidad ya que hablamos casi de piezas de museo sobre ruedas.

Música, fiesta y gastronomía.

Pero en Port Adriano este sábado no solo hubo tiempo para admirar coches y motocicletas. La fiesta estaba preparada para satisfacer a todos los asistentes desde las once de la mañana.

Se pudo disfrutar del swing con la música de los Monkey Doo, así como de un doble de Elvis Presley repasando el repertorio del Rey del rock. Mientras tanto, un nutrido grupo de chicas pin up se daban los últimos retoques para participar en el concurso.

Solidaridad.

La parte solidaria también tuvo su espacio en Port Adriano, donde Mallorca Sense Fam y Lion’s Club tuvieron la oportunidad de realizar diversos sorteos con el fin de recaudar fondos para alimentos.

También pudieron llevar a cabo una interesante labor de información acerca de las actividades que realizan a lo largo del año.

En definitiva, un día completo bajo un sol de justicia que ha dejado a los asistentes con ganas de más, esperando las novedades en la siguiente edición de la Mallorca Classic Week.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.