Ducati

El piloto español Jorge Lorenzo (Ducati) confesó que el circuito Marco Simoncelli de Misano (Italia), donde se disputa este fin de semana el Gran Premio de San Marino, decimotercera prueba del Campeonato del Mundo de MotoGP, es uno de sus “favoritos” y afirmó que piensa más en mantener su “buen momento” para ganar carreras, y no en la general del Mundial.

“Misano es una de mis pistas favoritas porque más o menos siempre he hecho podio desde 2008 y en ‘dos y medio’ siempre fui competitivo aquí. Llego fuerte, tengo más experiencia con la moto y el test de hace un mes nos fue muy bien”, comentó en rueda de prensa.

El piloto balear confía en que las condiciones meteorológicas cambien y el próximo domingo en la carrera luzca el sol. “A ver el tiempo, porque parece que va a llover. Todos esperamos que el domingo salga el sol y hacer un buen resultado”, deseó.

Respecto a la anulación del Gran Premio de Gran Bretaña, consideró que la decisión fue la correcta. “En Silverstone, con esas condiciones, si hubiéramos podido competir podría haber pasado de todo. Marc podría haber ganado o perder muchos puntos. Creo que tomamos la decisión oportuna. No se pudo correr, era arriesgado y peligroso. No pienso en el campeonato sino en mantener más este buen momento para intentar ganar en todas las carreras”, destacó.

En este sentido, Lorenzo declaró que no se considera un “experto en asfalto”, aunque cree que la solución hubiera pasado por haber quitado toda la capa inferior y llevar a cabo un reasfaltado desde cero. “No soy un experto en asfaltos y no sé qué es lo que han hecho, pero mi impresión es que quizá no quitaron todo el asfalto anterior y pusieron encima el nuevo. Por ese motivo, en condiciones de seco había muchos baches que seguramente se crearon con la fórmula uno. Quizá una solución sería volver a reasfaltar de nuevo”, insistió.

Rememoró que hizo ‘algún recto’ en los entrenamientos en Gran Bretaña y que le costó hasta 400 metros frenar la Ducati en la ‘piscina’ del circuito. “Parece que hicieron algo con el drenaje el sábado por la tarde, pero el problema estaba en todas las curvas y el drenaje no era el adecuado y en la aceleración patinábamos mucho y era difícil pilotar”, manifestó.

El excampeón del mundo de MotoGP, que dijo que “si estuviera pendiente de las gradas no sería piloto de motos” y que sólo se fija “en la siguiente curva”, se declaró un piloto de equipo que ayudará a su compañero Andrea Dovizioso a luchar por el campeonato si él pierde las opciones.

“Los dos queremos acabar lo más alto posible. Luchar por la segunda plaza es lo más lógico y quizá por la primera si pasa algo raro. En el caso de que ‘Dovi’ esté luchando con Marc por el Mundial mi mentalidad será la de ayudar a mi compañero de equipo para ganar el título. Eso lo haré con ‘Dovi’ o con cualquiera en el futuro. Ésa es mi mentalidad, apoyar a mi fábrica”, sentenció.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.