La directora gerente del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra, María José Pérez Jarauta, ha manifestado este martes que las infecciones de transmisión sexual constituyen “un verdadero problema de salud pública” tanto en Navarra, como España y en el mundo en general, ya que “están en aumento en la última década”.

En sesión de trabajo en el Parlamento de Navarra, Pérez Jarauta ha indicado que “nos preocupa que afectan a jóvenes” pero “también a población adulta”. “En ocasiones hay síntomas claros pero en otros no y eso lleva a diagnósticos tardíos”, ha indicado, para añadir que “pueden producir complicaciones que en ocasiones son de gravedad”.

La directora del INSPL ha señalado que en las infecciones de transmisión sexual “los casos van aumentado en la última decada excepto afortunadamente en los casos nuevos de VIH”.

En datos, ha señalado que en 2017 aumentaron la gonorrea, que tuvo 108 casos; la sífilis, 53; la clamídea, 253; mientras que el VIH y el sida descendieron y la hepatitis A “tiene un repunte en 2017”.

En Navarra, ha precisado la directora gerente que “la incidencia de casos nuevos está aumentando en la última década y esta tendencia creciente es significativa”. “En 2018 se mantiene la tendencia creciente pero no sabemos si será más que en 2017 o aunque subirá lo hará proporcionalmente menos”, ha expuesto.

En cuanto a sexo y edad de las citadas infecciones, ha precisado que en gonococia “sube tanto en hombres y mujeres, aunque más en hombres y hay más casos en hombres también; y se da sobre todo en el grupo de más jóvenes 15 y 24 años y no hay en menores de 15”.

En cuanto a sífilis, “aumenta en hombres y mujeres, pero es mucho mayor en hombres y se da mucho más en hombres”. “Y por grupos edad, aumenta en todos los grupos de edad”, ha precisado. Las clamídeas, “aumentan en hombres y mujeres y están más igualados” y en edad ha indicado que “es el único que tiene casos en menores de 15 años”.

“Estos son casos nuevos notificados, que en conjunto se dan más en hombres porque existen en hombres prácticas de riesgo sin protección de hombres de sexo con hombres y en las mujeres cursan de manera más asintomica y se registran menos”, ha explicado.

Pérez Jarauta ha añadido, sobre sida y hepatitis A, que “los casos nuevos de VIH y sida van disminuyendo y en hepatitis A, de los 66 casos de 2017 al menos 26 son 8 brotes familiares de transmisión oral fecal, que tienen que ver con contaminación de aguas fecales frecuentemente por animales”.

La directora gerente ha comentado que esta situación de las infecciones de transmisión sexual se relaciona con factores como “las prácticas sexuales de riesgo sin protección”. Ha precisado que, según la encuesta navarra de juventud y salud de 2014, “la gente joven usa el preservativo en la primera relación, pero como método anticonceptivo regular baja mucho, a la mitad”.

Según ha señalado, “en otras encuestas de 2017 hechas entre personas de 18 y 35 años se señala que el 66 por ciento afirma utilizar preservativo, de los cuales 29 por ciento dice que ocasionalmente”, luego “ha disminuido su uso”. “Parece que nos hemos olvidado de las infecciones de transmisión sexual”, ha dicho, para añadir que “no se han hecho campañas de prevención”.

Otros factores que afectarían son “la dificultad de identificación”, que “hay gran retraso a la hora de tener en el primer hijo y se alarga el periodo con parejas sucesivas poco estables”, que hay “una mejora de la práctica clínica en los últimos dos años y más confirmación de los datos”, así como “la falta de información y educación sexual”.

Pérez Jarauta ha comentado que en Navarra se mantienen, en esta materia, las líneas de actuación de 2015, que son “buenas”, y que “se están ampliando”. “En 2018 está previsto desarrollar el primer programa global de prevención de infecciones de transmisión sexual en Navarra y también una campaña específica”, ha expuesto, entre otras.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.