La segunda fase de exhumación de la fosa de Montuïri empieza este martes, después de que este pasado jueves finalizaran los trabajos en el cementerio de Marratxí, que habían empezado el 17 de septiembre.

Según han informado, esta es la quinta fosa que se exhuma en Baleares por parte del Govern, que ha informado que el calendario de exhumaciones para estos próximos meses se verá agilizado por la rapidez de la intervención de esta última excavación en Marratxí.

Desde la Conselleria de Cultura, Participación y Deportes, han explicado que se han recuperado cuatro cuerpos correspondientes a dos fosas comunes, una fosa de tres individuos y una fosa individual.

La hipótesis con la que se trabajará para identificarlos es que la fosa de tres de ellos se corresponde a unos vecinos de Pollença que podrían ser Miquel Marquet Perelló, Joan Cerdà Enseñado y Joan Genestar Torrandell, a pesar de que falta confirmarlo a través de las pruebas de ADN que se llevarán a cabo los próximos meses.

Tal como han explicado, a estas alturas no se sabe la identidad del cuerpo aparecido a la fosa individual, aun así, la Conselleria cuenta con muchos datos genéticos de personas que buscan sus familiares y esto facilitaría la identificación de este cuerpo.

Además, han recordado que se buscaba también el cuerpo de Germà Ballester i Gener que según la causa judicial se encuentra dentro de una tumba particular. Por deseo expreso de la familia este cuerpo se dejará en esta sepultura y la Comisión Técnica de personas desaparecidas y fosas procederá a su señalización.

En relación a esta exhumación dos son las tareas que se tienen que llevar a cabo próximamente, por un lado el estudio antropológico que determine con precisión las causas de la muerte. Por otro lado, se tienen que realizar los mencionados estudios genéticos mediante pruebas de ADN para determinar la identidad de los cuerpos encontrados.

Tras la modificación del calendario, la próxima intervención será en el cementerio de Montuïri donde, en una excavación en otoño del 2017, había quedado pendiente trabajar donde actualmente hay un horno crematorio. Este se desmontará y se podrá continuar con la investigación de las personas desaparecidas.

La siguiente intervención será en el municipio de Manacor donde se harán estudios de viabilidad en Son Coletes y en el Parque Municipal para determinar si son fosas que se pueden exhumar o no.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.