La Reina Sofía se ha puesto este viernes manos a la obra para limpiar de basura las playas de Menorca, en el marco de la campaña ‘1m2 por las playas’ que organiza el proyecto LIBERA de Ecoembes y SEO/BirdLife para concienciar sobre el abandono de basuras en la naturaleza (basuraleza).

Doña Sofía, a través de la Fundación que lleva su nombre, se suma así a la tarea de concienciación social contra la basuraleza en las playas a través de la recogida de residuos en la naturaleza y la posterior caracterización de esta basura.

La campaña ‘1 m2 por las playas y los mares’ movilizará a más de dos mil voluntarios hasta el próximos 7 de octubre que realizarán batidas de limpieza en 90 puntos de las costas y fondos marinos de España, así como en otras zonas fluviales del interior.

La iniciativa permitirá estudiar la composición de los residuos, contabilizar los residuos abandonados en las costas y los mares para conocer el volumen, la cantidad y la tipología de las basuras marinas, para plantear, a continuación, estrategias más eficientes y efectivas para frenar la basuraleza, a la vez que se pone foco en esta catástrofe ambiental que amenaza la biodiversidad.

La campaña, comienza este viernes, coincidiendo con el Día Mundial de los Mares y con el Día de las Aves, que se celebra cada primer fin de semana de octubre.

En esta ocasión se han unido colectivos comprometidos con la conservación del mar y la biodiversidad tales como la Asociación Hombre y Territorio, la Asociación Parque Dunar de Matalascañas, la Asociación falla Els Vents, la Asamblea Cruz Roja Ribagorza, la Fundación Need Solidary, el Grupo Oropesano de Montaña o el Club de Buceo Ecodive. Además, con la colaboración de la ONG Oceánidas, se limpiarán 27 fondos marinos de nuestro país.

El año pasado, ‘1m2 por las playas y los mares’ logró recuperar de la naturaleza 1 tonelada de basura abandonada en más de 70 batidas, que se realizaron en puntos costeros de 23 provincias. En total, se recogieron cerca de 15.000 objetos de diverso tipo, desde colillas y redes de pescadores, hasta envoltorios de comida y productos farmacéuticos fueron estudiados y caracterizados.

Según informa la organización de LIBERA, los datos de esta campaña se integrarán en la base de datos del Ministerio para la Transición Ecológica, a través de la aplicación móvil MARNOBA, una plataforma que recopila, almacena y muestra la información de basuras marinas en las costas nacionales.

LA REINA Y LAS TORTUGAS

La Fundación Reina Sofía se unió en junio al proyecto LIBERA y ha participado en el estudio ‘Todos por la mar-Tortugas Oceanógrafas’, que ha desarrollado Alnitak.

Alnitak es una de las alianzas científicas del proyecto LIBERA para analizar el impacto de la basura en las tortugas marinas que se ven gravemente afectadas por los residuos abandonados por mutilación o asfixia.

Mediante el apoyo de la Fundación Reina Sofía se ha marcado con dispositivos de seguimientos por satélite cinco ejemplares de tortugas boba (Caretta caretta) que permitirán conocer sus patrones de inmersión y los usos de hábitat de las tortugas para probar medidas que mitiguen el riesgo de impacto con basura.

Además, trabajos científicos apoyados gracias a una beca de investigación que ha permitido incorporar un investigador a bordo del velero Toftevaag y se llevarán a cabo tareas de concienciación en los puertos de las Islas.

En la actualidad, se estima que más de un millón de aves marinas y de 100.000 mamíferos y tortugas marinas mueren cada año por enredo o ingestión de basuras marinas.

“La basuraleza se ha convertido en un agente más de ese cambio global. Gracias al Proyecto LIBERA estamos consiguiendo que miles de personas tomen conciencia para caminar hacia un cambio de conducta y logremos un modelo de residuos cero”, ha destacado la directora ejecutiva de SEO/BirdLife, Asunción Ruiz.

Mientras, el consejero delegado de Ecoembes, Óscar Martín, celebra que una vez más la sociedad vuelve a responder positivamente a esta llamada a la acción. “No podemos permitir que nuestros mares sigan contaminándose por la irresponsabilidad de quienes abandonan sus residuos en estos entornos. Debemos conocer para poder prevenir y que haya un cambio de conducta y de hábitos que nos permita mantener a salvo nuestros océanos”, concluye.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.