La prensa británica se ha hecho eco de los vertidos que están sucediéndose en aguas de Palma y que han obligado al cierre de varias playas durante este verano.

El periódico The Sun recoge en una de sus publicaciones la noticia de Crónica Balear sobre el vertido de aguas fecales que tuvo lugar el día 13 frente a la catedral de Palma.

El tabloide, uno de los más leídos en el Reino Unido (con más de 8 millones de lectores), describe la escena de la siguiente forma: “En vez de disfrutar de las delicias de la impresionante catedral del siglo XIII, los visitantes cogieron sus teléfonos móviles y cámaras para grabar las “horrendas” escenas que había justo frente a sus puertas”.

Hay que recordar que ese día, se formó sobre la superficie del mar una capa blanquecina y maloliente en la que flotaban heces y restos de papel de baño. El olor era tan nauseabundo que obligaba, a quien pasaba por la zona, a taparse la nariz.

El equipo de Crónica Balear que trabajaba sobre el terreno fue testigo de como muchos turistas aprovecharon para hacerse unas fotos y grabar con su móvil lo que estaba ocurriendo (porque el vertido tuvo lugar en un punto donde se concentran paradas de autocares turísticos, como es el Camino de la Escollera)  .

El periódico británico también recoge en su texto que ese mismo día se cerraron al público las playas de Can Pere Antoni y Ciutat Jardí así como las declaraciones de la presidenta del Govern, Francina Armengol, reconociendo que nuestra Comunidad tiene “algún problema” con el tema de los vertidos.

Pero también se citan las cifras de los vertidos referidas al periodo 2012-2014 y que el alcalde de Palma, Antoni Noguera, dio a conocer afirmando que en la legislatura anterior (con el PP en el poder) “no se comunicaban los derrames ni se cerraban las playas, con todos los peligros que supone jugar con la salud y la seguridad de las personas”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.