El candidato ultraderechista a la Presidencia de Brasil Jair Bolsonaro ha sido sometido con “éxito” a una operación tras sufrir varias lesiones a causa de un grave apuñalamiento en el abdomen durante un acto de campaña en el estado de Minas Gerais, en el sur del país, según ha informado su compañero de fórmula Hamilton Mourao.

Durante la operación, el equipo médico encabezado por Marcelo Enne ha controlado la hemorragia y ha estabilizado al paciente, según ha informado el diario local ‘O Globo’.

Enne ha señalado que el arma utilizada en el ataque había perforado el intestino, el hígado y el estómago, lo que provocó una gran hemorragia interna. No obstante, ha destacado que “nadie muere inmediatamente por una herida en el intestino, pero una infección presentada días después de la cirugía no se puede descartar, y esto podría implicar una nueva intervención”.

“Este tipo de armas provocan graves lesiones porque las vísceras están muy pegadas. Prácticamente no hay espacio entre ellas. Por eso pueden ser perforados varios órganos al mismo tiempo”, ha aseverado el cirujano, que estima que la recuperación de Bolsonaro, favorito de cara a las elecciones presidenciales previstas para el próximo 7 de octubre, podría llevar semanas.

Según Enne, un paciente que sufre este tipo de lesiones debe ser sometido a supervisión por un periodo de entre 12 y 24 horas antes de ser trasladado a otro hospital. En este sentido, las autoridades han indicado que Bolsonaro permanecerá hospitalizado como mínimo entre siete y diez días.

“Estos procedimientos son necesarios porque pueden producirse sangrados después de las primeras horas de cirugía y la presión sanguínea tiene que ser observada constantemente”, ha indicado.

El hijo del candidato del Partido Social Liberal (PSL), Flavio Bolsonaro, explicó en un primer mensaje de Twitter que su padre había sufrido una herida de arma blanca “superficial”. Sin embargo, en un segundo tuit ha reconocido que el ataque “fue más grave de lo que se esperaba”.

Así, ha confirmado que su padre ha sufrido daños en el hígado, el pulmón y el intestino. “Perdió mucha sangre, llegó al hospital con una presión de 10/3, casi muerto”, ha informado Flavio Bolsonaro, que acto seguido ha apuntado que la situación “ahora parece estabilizada”.

Las autoridades han confirmado la detención del agresor, que aprovechó un momento en el que Bolsonaro estaba en medio de una multitud, aupado por encima del resto de personas. Aunque la Policía no ha dado su identidad, grupos de apoyo a Bolsonaro lo han identificado como Adélio Bispo de Oliveira.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.