La mujer que atropelló en la madrugada del sábado a un trabajador de la gasolinera de Son Oms y se dio a la fuga sin pagar, volvió el mismo día por la noche para abonar lo que debía.

Los empleados, al comprobar que se trataba de la persona que había atropellado a su compañero, avisaron de inmediato a la Policía Local.

Hay que recordar que el atropello se había producido sobre la una de la madrugada y que quedó grabado por las cámaras de seguridad, de tal forma que se contaba con la imagen de la mujer, el número de matricula del coche y, al ser este de empresa, con los datos de la misma.

A la llegada de los agentes fue trasladada hasta el cuartel de San Fernando para su identificación y para que explicara su versión de lo ocurrido.

Se trata de una mujer de origen ruso y unos cuarenta años de edad que trabaja en una inmobiliaria de Llucmajor. Según dijo a la policía, se puso “muy nerviosa” porque tenía un problema con la tarjeta y decidió marcharse.

Al huir, el empleado del interior de la gasolinera se percató de ello y avisó al que se hallaba fuera de lo que estaba ocurriendo, de tal forma que este último intentó detener al vehículo y fue cuando resultó herido.

La conductora, que quedó en libertad con cargos tras declarar, aseguró también que no quiso hacerle ningún daño al empleado.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.