Fotos: Isabelle Sleijpen

Segundo año que la marina de Portals organiza un homenaje a la que fuera su emblemática discoteca, Cats. El evento tuvo tanto éxito el año pasado que sus organizadores se han decidido a repetir la experiencia de la primera edición.

La discoteca Cats marcó toda una época en la noche mallorquina de la década de los 90. El local era frecuentado por las mismas caras que veíamos en las revistas del corazón.

Futuros reyes, tripulación de la Copa del Rey de vela, millonarios de turno, romances veraniegos y gente del espectáculo o la nobleza europea pasaban las noches bailando al ritmo de la música que ponía Xavi Fuster, quien por cierto, volvió a encargarse de la música anoche.

Cats era un lugar para ver y dejarse ver, para lucir modelo y bronceado en uno de los enclaves más exclusivos del Mediterráneo.

Hubo mucho trabajo por parte de la organización para intentar recrear fielmente todos los detalles y el ambiente de Cats en el boulevard del puerto. Dj’s y foodtruks convivieron por unas horas con la misma música y la misma gente que frecuentaba el local.

De modo que anoche, todos volvimos un poco a la década de los 90. Sin hombreras, más talluditos sin duda, pero con las mismas ganas de pasar una gran noche con las mismas canciones y grupos que escuchábamos entonces.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.