El presidente de la Conferencia Episcopal Alemana, el cardenal Reinhard Marx ha pedido disculpas por los fallos de la Iglesia Católica para gestionar los abusos sexuales en Alemania y por “todo el dolor” que ello ha podido causar.

“Por un tiempo demasiado largo, en esta Iglesia los abusos han sido negados, ignorados y silenciados. Por este fallo y por todo el dolor causado pedimos perdón”, ha afirmado.

La Conferencia Episcopal Alemana ha presentado este martes un informe detallados sobre casos de abuso sexual a menores por parte de sacerdotes entre 1946 y 2014. En total, se han contabilizado 3.677 casos de abusos sexuales a menores y jóvenes por parte de 1.670 sacerdotes.

“Se debe decir bien claro: el abuso sexual es un delito. Los culpables deben ser castigados. Esto no puede quedarse sin consecuencias, los afectados tienen derecho a que se haga justicia”, ha agregado Marx.

El purpurado también ha reconocido que, durante años, las instituciones eclesiásticas no escucharon a quienes sufrieron abusos. “Hemos prestado poca, cuando no ninguna, atención a las víctimas, las hemos descuidado –ha admitido–. Muchas personas ya no confían en nosotros y lo entiendo”.

Sobre el informe, ha señalado que muestra que este no es un tema superado. “Soy sincero conmigo mismo. En 2010 pensamos que en algunos años podríamos superar esto, encontrar soluciones, pero nos estamos dando cuenta de que hay mucho que hacer todavía”, ha agregado, al tiempo que ha recalcado que tienen que escuchar a las víctimas, entenderlas y asumir las consecuencias.

Por su parte, los detractores del informe critican que no refleja la dimensión de los abusos sistemáticos debido a que los autores no tuvieron acceso a los documentos originales guardados en archivos eclesiásticos. Asimismo, denuncian que faltan declaraciones de víctimas y que se destruyeron documentos antes de comenzar el estudio.

Los casos de abusos sexuales en la Iglesia alemana se suman a los denunciados en otros países como Chile, Irlanda, Australia y Estados Unidos. El papa Francisco ha convocado a una reunión para principios del año próximo a los principales líderes de la Iglesia católica para abordar las formas de proteger a los niños de abusos por parte de sacerdotes.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.