Las diócesis alemanas tienen previsto presentar este martes 25 de septiembre el informe que ha contabilizado un total de 3.677 casos de abusos sexuales a menores y jóvenes en el seno de la Iglesia, durante su a Asamblea General de otoño (boreal), que tendrá lugar en la ciudad alemana de Fulda, en el centro del país.

El profuso estudio, que ha tardado en elaborarse cinco años, detalla que el abuso sexual de menores ha sido una práctica ampliamente extendida durante décadas en su institución, según adelantó hace dos semana el semanario germano ‘Der Spiegel’.

Después de revisar y analizar más de 38.000 archivos procedentes de 27 diócesis del país, la Conferencia Episcopal Alemana (DBK) determinó que entre el período comprendido entre 1946 y 2014 se contabilizaron un total de 3.677 casos de abusos sexuales a niños y jóvenes por parte de 1.670 clérigos.

En su mayoría, las víctimas de los abusos eran de género masculino, refiere el mismo informe.

De acuerdo con los expertos, las cifras que aparecen en el documento no reflejan la realidad porque se presupone que muchos de los casos de abuso jamás llegaron a ser denunciados.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.