Imagen de Archivo

La Policía Judicial de la Guardia Civil de Pollença continua la investigación para intentar conocer la identidad de la persona a la que pertenecen los restos humanos que ayer aparecieron flotando en las aguas de una playa de la localidad.

Según han confirmado fuentes de la Benemérita, la labor es muy complicada porque “no hay denuncias de desapariciones en la zona” por lo que la hipótesis principal es la de que los restos pertenecen a una persona “de fuera”.

De hecho, se sospecha que los restos (la parte inferior de un cuerpo al que le faltan los pies y que llevan una gran cantidad de tiempo en el agua) podrían pertenecer a un inmigrante fallecido que el mar habría arrastrado desde un punto lejano hasta la orilla de la playa.

Los agentes judiciales, tras inspeccionar la zona para descartar la presencia de otras partes del cuerpo, extrajeron muestras de ADN que serán ahora cruzadas con las que existen en la base de datos de personas desaparecidas para comprobar si alguna es coincidente.

Otra circunstancia que quizá pueda ayudar a conocer la identidad del fallecido es que los restos tenían un pantalón puesto.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.