Foto: Reuters

El líder norcoreano, Kim Jong Un, ha remitido una carta al presidente estadounidense, Donald Trump, en la que le propone mantener una segunda reunión como la mantenida el pasado 12 de junio por ambos dirigentes en Singapur, según ha revelado este lunes la Casa Blanca, que apoya la idea.

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, ha informado de la recepción de la misiva y ha afirmado que la posible celebración de un nuevo encuentro “es algo que queremos que ocurra”. De hecho, ha confirmado la existencia de contactos para concretar esta segunda reunión.

“Es una carta muy cálida y positiva”, ha afirmado Huckabee Sanders. “El objetivo principal de la carta es solicitar y fijar otra reunión con el presidente, a lo que estamos abierto. Ya estamos en proceso de coordinarla”, ha explicado. La misiva muestra “un compromiso con la desnuclearización de la península” de Corea, ha apostillado.

Además, Huckabee Sanders ha destacado que la ausencia de los misiles intercontinentales del desfile militar del pasado domingo para celebrar el 70º Día de la Fundación de la República norcoreana es “una señal de buen fe”.

Según el asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Bolton, Kim ofreció durante su primer reunión con el presidente surcoreano, Moon Jae In, en abril finalizar la desnuclearización en dos años.

Moon tiene programada su próxima cumbre con Kim la semana que viene en Pyongyang, y su Gobierno presionó por celebrar una cumbre tripartita con Trump, con el objetivo de acordar una declaración conjunta para poner fin a la Guerra de Corea (1950-1953).

El conflicto terminó con un armisticio, no con un tratado de paz, dejando a las fuerzas de la ONU dirigidas por Estados Unidos, técnicamente en guerra con Corea del Norte.

En Corea del Sur, los funcionarios han aumentado la esperanza de que la cumbre intercoreana de la próxima semana brinde un nuevo impulso a las negociaciones nucleares, tras el revés del mes pasado cuando Trump canceló una visita a Pyongyang por parte del secretario de Estado, Mike Pompeo, debido a la falta de progreso.

Se espera que Moon presente una propuesta a Kim sugiriendo pasos graduales hacia la desnuclearización y las garantías de seguridad de Estados Unidos, incluido el fin oficial de la Guerra de Corea. Moon podría discutir la idea cuando se encuentre con Trump durante la reunión de la Asamblea General de la ONU en Nueva York a finales de este mes, según funcionarios surcoreanos

Trump pidió a Moon que actúe como “jefe negociador” entre Washington y Pyongyang durante su llamada telefónica la semana pasada, según ha informado el portavoz de Moon, Kim Eui Kyeom.

“Para que avancemos hacia el próximo nivel de desmantelamiento de las armas nucleares existentes en Corea del Norte, los líderes de Corea del Norte y Estados Unidos una vez más deben tener grandes ideas y tomar decisiones audaces”, ha afirmado Moon en una reunión de gabinete este martes. “Corea del Norte debería abolir sus programas nucleares, y Estados Unidos fomentar esas condiciones con la acción correspondiente”, ha aseverado.

UNA “TREMENDA OPORTUNIDAD”

Los negociadores de Corea del Sur y Estados Unidos también se han reunido este martes como parte de los esfuerzos para impulsar las estancadas conversaciones nucleares entre Pyongyang y Washington.

Lee Do Hoon, negociador de Corea del Sur, ha afirmado que él y su homólogo estadounidense, Stephen Biegun, han discutido sobre cómo lograr progresos en la desnuclearización del Norte y establecer la paz en la península de Corea.

“Nos tomamos esto muy en serio, es responsabilidad de ambos”, ha señalado Biegun a Lee al comienzo de las conversaciones. “Pero también tenemos una tremenda oportunidad creada por el presidente Trump, por el presidente Moon y por el presidente Kim. Necesitamos hacer todo lo posible para aprovechar al máximo este momento de oportunidad”, ha añadido.

Harry Kazianis, el director de estudios de defensa del Centro para el Interés Nacional, un grupo de expertos de Washington, ha asegurado que Trump está haciendo lo correcto al tratar de organizar otra reunión con Kim.

“Cuando se combina la promesa de Kim de desnuclearizarse para el final del primer mandato de Trump, además de no mostrar ningún misil balístico de largo alcance durante la celebración del 70 aniversario de Corea del Norte, son razones para ser optimistas”, ha aseverado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.