EP

Acaba de comenzar el cole y no se puede negar que Kiko Rivera es todo un padrazo. Desde que el Dj, decidiera tomarse un break en su carrera profesional y recuperar, está disfrutando a en cuerpo y alma de su mujer Irene Rosales y su pequeños. Estos días el hijo de Isabel Pantoja llevaba a su hija Ana al colegio y el momento era inmortalizado.

Kiko Rivera lleva toda la vida ‘acostumbrado’ a ser foco de atención y es que desde que vino al mundo el hijo de Francisco Rivera Paquirri e Isabel Pantoja ocupaba las portadas del papel cuché. Desde entonces, han sido protagonista de portadas y portadas en las que el Dj ha aparecido, eso junto a programas y participaciones en concursos como Supervivientes e incluso dio hasta las campanadas de Telecinco.

Además, el hermano de Cayetano y Francisco siempre ha estado en el ojo del huracán y de la polémica por su madre, por la relación de esta con sus hermanos y la famosa herencia de Paquirri, por sus relaciones, hubo una época en la que salían chicas a diestro y siniestro contando sus aventuras con él y un suma y sigue que los acérrimos de Kiko ya bien sabéis. Así que no es de extrañar que tenga una cámara pegada en su vida cual mochila. Tampoco vamos a negar que ha sido durante muchos años, simpático, divertido y espontáneo por lo que se ganaba a la gente y a la prensa en un abrir y cerrar de ojos.

Sabiendo lo que ha sido su vida el joven está preparando a su hija Ana Rivera Rosales, por si se acaba convirtiendo en una hija de famoso tan popular como él. Por ello ha subido una fotografía, en la que le da un consejo: “Primer día de cole… ya te irás adaptando cielo mío. Te amo con toda mi alma. Mi vida está rodeada de cámaras la tuya probablemente también lo esté pero ahí estaré siempre para protegerte cuidarte y aconsejarte”…

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.