El Ayuntamiento de Palma ha informado de que este viernes han finalizado las tareas de derribo y tratamiento de residuos de las cuatro casas que han sido desalojadas esta semana en el poblado de Son Banya.

Según ha explicado en un comunicado el Consistorio palmesano, el proceso de desmantelamiento continuará el próximo miércoles. De hecho, así como ya comunicó la regidora de Bienestar y Derechos Sociales, Mercè Borràs, cada miércoles se derribarán entre 3 y 5 casas.

Entre julio y septiembre, el Ayuntamiento de Palma ya ha derrumbado sin incidentes siete casas de las 45 afectadas por esta primera fase.

Cort ha agradecido especialmente la labor del personal técnico de todas las áreas implicadas, agentes judiciales, y los efectivos de seguridad de la Policía Local y Cuerpo Nacional de Policía.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.