Foto: Reuters

El equipo de Europa ganó este domingo la 42 edición de la Ryder Cup después de batir por 17,5-10,5 puntos al equipo de los Estados Unidos en el recorrido de Le Golf National de París tras una jornada de individuales donde superó la presión inicial y con protagonismo para un Sergio García de récord y un Jon Rahm que se estrenó a lo grande.

Los de Thomas Bjorn partían en el día decisivo con una ventaja de 10-6 sobre los de Jim Furyk, pero estos comenzaron presionando y se llegaron a colocar a un punto. Los europeos aguantaron y alcanzaron los 14,5 puntos que necesitaban sin el suspense que parecía que podría haber al ganar siete individuales y alargar la maldición del rival en suelo europeo, donde no gana desde 1993. La revancha será dentro de dos años en el campo de Whistling Straits, en Wisconsin.

Y uno de los puntos que calmó la reacción de los americanos vino de la mano de Jon Rahm. El vizcaíno no había estado del todo bien en los dos ‘fourballs’ que había disputado y tenía que demostrar su calidad en el cuarto individual del día y además ante Tiger Woods, un ‘hueso duro de roer’ en esta modalidad, donde no perdía desde su debut en la competición en Valderrama en 1997 frente a Constantino Rocca.

Pero el de Barrika encontró por fin su juego, ayudado también porque el californiano volvió a dejar claro que en la Ryder nunca ha brillado. A la actual llegaba con una victoria moralizante, pero pese a ello, y como antaño, nunca pareció conectarse a lo que requiere este evento.

Rahm se quitó los nervios con un ‘birdie’ en el 1 que le dio ventaja y luego un ‘bogey’ de su rival en el 7 la amplió. Un ‘eagle’ de Woods en el 9 evidenció que su calidad sigue ahí y otro ‘birdie’ en el 12 le permitió empatar y avisar que no había tiempo para relajarse, pero al mismo tiempo regaló dos hoyos seguidos para devolver la renta al vasco. Este devolvió uno en el 16 para llevar la emoción al final, pero controló los nervios y un gran golpe en el 17 le permitió sentenciar y explotar de alegría.

GARCÍA Y MOLINARI, PROTAGONISTAS

Ese punto dio algo de tranquilidad a los de Thomas Bjorn porque los de Jim Furyk se habían situado 10,5-9,5, aunque por detrás el marcador era predominantemente ‘azul’. Rory McIlroy había perdido en el 18 su gran duelo con Justin Thomas, al que perdonó en el primer tramo de recorrido, Webb Simpson tampoco dio opciones a un jugador casi siempre fiable como Justin Rose (3 y 2), y Tony Finau había bajado de la nube con autoridad (6 y 4) al hasta entonces invicto Tommy Fleetwood, que perdió cinco hoyos seguidos.

La única alegría hasta que llegó la de Rahm había sido el trabajado medio punto que le había arañado Paul Casey a Brooks Koepka, gracias a un ‘birdie’ en el 17. Pero a partir de ahí, todo fueron alegrías de los europeos que pudieron festejar la Ryder Cup antes de tiempo. De hecho, los estadounidenses sólo pudieron ‘celebrar’ un punto más, el de Patrick Reed (3 y 2) ante Tyrell Hatton, porque un enorme ‘putt’ en el 18 de Alex Noren le negó incluso medio a Bryson DeChambeau.

Lo demás fue de los de Bjorn, entre ellos el de un Sergio García de nuevo a gran nivel en una de las modalidades en las que más ‘cojea’ en su idilio con la Ryder Cup, pero donde mantuvo su buen tono para convertirse en el jugador con más puntos ganados (25,5) en la competición y rendir un bonito recuerdo a Celia Barquín.

El jugador castellonense dominó casi siempre a Rickie Fowler, que con un gran ‘chip’ en el 13 puso emoción a ese punto con sabor a historia para el de Borriol. Luego intercambiaron errores, pero en el 16 el español sentenció para poder unirse a una celebración de una victoria que se acaba de asegurar gracias al medio punto que ya tenía en su mano y al que también poseía Francesco Molinari.

El italiano, sin duda, ha sido uno de los grandes protagonistas de esta edición donde nadie pudo ganarlo. Su impecable pareja con Tommy Fleetwood fue imbatible en ‘fourballs’ y ‘foursomes’ y en su individual, un alicaído Phil Mickelson no fue demasiado obstáculo para ser el primer europeo en ganar cinco puntos sin fallo (4 y 2).

Antes, el carismático Ian Poulter conseguía seguir invicto en esta modalidad al sacar adelante un duelo con Dustin Johnson, lejos de ser el número uno que se le presupone, pero que con un enorme ‘birdie’ en el 16 amenazó antes de caer en el 18 por 2 arriba, mientras que las otras dos victorias fueron palizas, con menció especial para la del ‘rookie’ Thorbjorn Olesen que pese a estar sin jugar desde el viernes por la mañana y de enfrentarse a Jordan Spieth, se exhibió con un demoledor 5 y 4, mismo resultado que le endosó el sueco Henrik Stenson a Bubba Watson.

–RESULTADO.

EUROPA, 17,5 – ESTADOS UNIDOS, 10,5.
Individuales.

Justin Thomas (USA) a Rory McIlroy (EUR) por 1 arriba.

Paul Casey (EUR) y Brooks Koepka empatan.

Webb Simpson (USA) a Justin Rose (EUR) por 3 y 2.

JON RAHM (EUR) a Tiger Woods (USA) por 2 y 1.

Tony Finau (USA) a Tommy Fleetwood (EUR) por 6 y 4.

Ian Poulter (EUR) a Dustin Johnson (USA) por 2 arriba.

Thorbjorn Olesen (EUR) a Jordan Spieth (USA) por 5 y 4.

SERGIO GARCÍA (EUR) a Rickie Fowler (USA) por 2 y 1.

Francesco Molinari (EUR) a Phil Mickelson (USA) por 4 y 2.

Patrick Reed (USA) a Tyrrell Hatton (EUR) por 3 y 2.

Henrik Stenson (EUR) a Bubba Watson (USA) por 5 y 4.

Alex Noren (EUR) a Bryson DeChambeau (USA) por 1 arriba.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.