Foto: Reuters

Milicianos del grupo terrorista Estado Islámico han detonado dos bombas en un oleoducto en la región de Kirkuk, en el norte de Irak, según han informado las autoridades.

“Esta mañana milicianos de Estado Islámico volaron con dos bombas un oleoducto cerca de Qaradara, entre Kirkuk y Dubiz”, ha explicado el director de la Policía de Kirkuk (Asayesh), en declaraciones a la televisión kurda Rudaw.

Los bomberos trabajan aún en la extinción del incendio ocasionado, alimentado por el propio petróleo de la conducción. Qaradara está en la zona controlada hasta octubre de 2017 por las milicias kurdas, los peshmergas, pero ahora la seguridad depende de las fuerzas federales iraquíes. Sin embargo, sigue siendo una zona disputada.

“Como no están los peshmergas hay un vacío en la seguridad y la Policía Federal iraquí no puede controlarlo porque son extraños en esta zona”, ha añadido Rafaat.

Los milicianos de Estado Islámico se ocultan en la montaña de Hamrin, al sur de Kirkuk, y desde allí perpetran frecuentemente ataques sorpresa, ha indicado Rafaat.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.