Imaginen que tienen ustedes un negocio.

Un negocio por el que pagan impuestos, tasas, gastos…. todo lo que se les pase por la cabeza pero resulta que, en más de una ocasión, no pueden ni abrir la puerta del negocio debido a la acumulación de basura que tienen frente a la puerta de entrada al local.

Y a ello súmenle que sus protestas, y denuncias, caen en saco roto.

Esa es la situación que están viviendo los comerciantes y vecinos de la calle Marie Curie de Palma (que comunica la calle San Miguel con la Plaza de España) donde, como muestran las imágenes, la situación es insostenible.

Los propietarios de la librería San Pablo aseguran que son ya muchas las quejas que vecinos y comerciantes han presentado por la falta de servicio de recogidas de EMAYA, y que, en su caso, esta tarde no podían abrir el local porque la basura “impedía llegar hasta él. Nadie se hace responsable ni da solución, mis compañero y yo hemos tenido que apartar los cartones para poder acceder a nuestro puesto de trabajo, además de las pérdidas que conlleva ya que los clientes pasan de largo y ni entran, por otra parte los olores y la imagen al turismo que damos”.

Según explican los propietarios de la librería, “esto ocurre cada día. El servicio de limpieza y recogidas de EMAYA es nefasto. Se han presentado denuncias, reclamaciones y todas hacen caso omiso. Cuando llegamos los lunes, después del fin de semana, la calle está llena de basura, con vómitos y botellas rotas de las fiestas nocturnas y el botellón que hacen los fines de semana y ello por no hablar de cuando llueve porque entonces se forma una pasta de cartón mojado y porquería que ya no deja ni circular a los viandantes ni a los carritos de bebes”.

Un problema que, asegura este comerciante, “perjudica a vecinos y comercios en las ventas. La calle está abandonada; olvidada por el Ayuntamiento; y da pena ver como se deteriora el barrio”.

Y concluye: “Solo vemos a los políticos presumir de que lo hacen bien pero esta es la imagen de Palma que damos a los turistas después de hacerles pagar un impuesto que para mantener limpia la isla que visitan”.

Una imagen más, en una zona emblemática de Palma, que dice muy poco a favor de Ciutat.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.