La portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Dolors Montserrat, ha acusado este miércoles al PSOE de presidir el “Gobierno de la vergüenza” y de actuar como “abogado defensor de los golpistas” en Cataluña. Por eso, le ha pedido que “rectifique”, recuperen la “dignidad” y convoquen elecciones “ya”.

“Se lo digo sin acritud. Llegaron al Gobierno diciendo que eran el Gobierno de la dignidad y hoy son el Gobierno de la vergüenza”, ha afirmado, para calificar de “vergüenza” que Pedro Sánchez quiera gobernar con 84 diputados y que haya llegado a Moncloa gracias a los votos de los independentistas, que “odian España”.

En su pregunta a la vicepresidenta Carmen Calvo durante la sesión de control del Gobierno en el Congreso, la portavoz del PP ha recordado además que, después de 100 días, ya ha habido dos dimisiones de ministros “despachadas” –Maxim Huerta y Carmen Montón– y ha vaticinado que hay una tercera en “camino”, en alusión a la polémica abierta con la ministra de Justicia, Dolores Delgado, tras conocerse los audios de las grabaciones realizadas por el excomisario José Manuel Villarejo.

Sus críticas se han centrado sobre todo en Cataluña, ya que Montserrat ha dicho sentir “profunda vergüenza” por las últimas declaraciones de los ministros a favor de que cambie la situación de los líderes independentistas que están en la cárcel. Entre ellas, han citado las palabras de la delegada del Gobierno catalana, Teresa Cunillera, “pidiendo indultos” o la propia Calvo asegurando que se tenía que “poner fin a la prisión preventiva”.

“Es una vergüenza que este Gobierno ejerza como abogado defensor de los golpistas y que Pedro Sánchez no desautorice a los ministros y no diga públicamente que defiende la separación de poderes, la independencia de los jueces y fiscales y se ponga al lado de los que defendemos la ley”, ha proclamado.

Montserrat ha solicitado al Ejecutivo del PSOE que desista en su “empeño de querer silenciar las instituciones que no controlan”, de “influir en los jueces y fiscales” y de “ponerse del lado de los golpistas” porque los españoles, ha dicho, no quieren que les gobierne “los aires chavistas caribeños ni la tramontana del procés”.

UNA ENMIENDA “MORDAZA”

Asimismo Montserrat ha preguntado a Calvo si cree el Gobierno que está respetando las reglas del juego del sistema democrático, ya que, a según ha recalcado, siendo Carmen Calvo vicepresidenta y ministra de Igualdad ha “querido mancillar” el pacto de Estado en la lucha contra la violencia de género con un enmienda “mordaza” para anular el veto del Senado al techo de gasto. La Mesa del Congreso, con los votos del PP y Cs, frenó el pasado martes esa posibilidad.

En su respuesta, Calvo ha afeado a la portavoz del PP que aproveche esa pregunta para hablar de Cataluña, pero ha dicho aceptar el cambio. “Voy a volver a la pregunta –la que figuraba en el orden del día– y sin acritud”, ha asegurado.

Dicho esto, e interpretando que la pregunta sobre las reglas de juego se refería a la enmienda sobre la reforma para sortear el veto del Senado al techo de gasto, ha recordado lo que hizo el PP el 21 de mayo de 2013 cuando el Ejecutivo de Mariano Rajoy enmendó una ley relativa a rehabilitación, regeneración y rehabilitación urbana con un asunto de “seguridad aérea”, algo que “no tenía nada que ver”. “¿Quiere usted que aceptemos las mismas reglas?”, ha propuesto a la portavoz del Grupo Popular.

Según ha explicado, entonces el presidente Jesús Posada contestó que el Reglamento ni otro precepto atribuyen a la Mesa de la Cámara Baja la competencia de revisar la decisión con respecto a la calificación de las enmiendas.

“Le ofrezco esas reglas de juego suyas, las mismas para nosotros. Se llama seguridad jurídica, se llama democracia”, ha enfatizado la vicepresidenta del Gobierno, cosechando un fuerte aplauso de la bancada socialista.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.