El otoño dará comienzo para todo el hemisferio norte a las 3.54 horas de la madrugada del domingo, momento en el que el Sol se encontrará justo en el punto Libra de la esfera celeste. Así, en estas fechas “la duración del día y la noche coinciden, pasando esta última a ganar terreno hasta el solsticio de invierno” del 21 de diciembre.

Así lo explica el director del Observatorio Astronómico Ramón María Aller de la Universidade de Santiago de Compostela (USC), José Ángel Docobo. En un comunicado, la institución académica apunta que el hemisferio sur de la Tierra entrará en la primavera.

En este contexto, Docobo hace balance de “otro verano seco y caluroso” en la capital gallega, durante el cual se midieron un total de 92,5 litros por metro cuadrado en materia de precipitaciones, una cantidad que es “exactamente la misma” a la de la época estival de 2017 “y ligeramente mayor” que la de 2016.

En cuanto a las temperaturas, el director del Observatorio señala que la máxima registrada en Santiago fue de 37 grados, correspondiente con la jornada del 3 de agosto. Así, destaca que la mínima fue de 10 grados, el día 19 de septiembre.

En el plano astronómico, Docobo subraya que, tras el ocaso del 6 de noviembre y el amanecer del 15 de diciembre, serán “buenos” momentos para intentar observar el planeta Mercurio a simple vista. Asimismo, también se podrá contemplar con prismáticos, a finales de noviembre, el cometa 38P/Stephan-Oterma en Géminis.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.