La ministra portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, ha cargado contra el PP por no haber “asumido” la pérdida de poder y le ha acusado, “en connivencia con Ciudadanos (Cs)”, de realizar “una campaña de acoso incomparable en democracia” contra el Ejecutivo de Pedro Sánchez.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Celaá ha especificado que este acoso lo están perpetrando “desde las instituciones”, usando su mayoría en la Mesa del Congreso para impedir la presentación de unos Presupuestos con 6.000 millones de euros más para el Estado de Bienestar, pero también “traspasando otros límites”, en relación al “ataque personal” que están sufriendo, según Celaá, miembros del Ejecutivo como Dolores Delgado o Pedro Duque.

Este comportamiento de la oposición, que Celáa atribuye a su incapacidad para asumir que han perdido el Gobierno de forma democrática, produce “bochorno democrático” y “repulsa” por parte no sólo de colectivos de izquierda, sino también en ambientes de centro y liberales. “Hemos pasado de la impunidad a la persecución”, se ha quejado la portavoz.

Pero este Gobierno “de granito” no se va a arredrar porque ha venido “a limpiar” y seguirá limpiando de corrupción las instituciones, porque la corrupción en el PP fue lo que provocó la moción de censura del PSOE que desalojó a Mariano Rajoy de La Moncloa. Y ahora, PP y Ciudadanos intentan “impedir” que el Ejecutivo de Sánchez ponga en marcha “la agenda del cambio”.

Sin embargo, el Gobierno, ha puesto en valor Celaá, sigue avanzando con medidas que van en línea con unos estándares más altos de transparencia, como la publicación este sábado de las declaraciones de bienes de altos cargos del Gobierno de Sánchez y de las que están pendientes de publicarse correspondientes al Ejecutivo de Rajoy desde el año 2014 y que afectan a un total de 1.062 personas.

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes un reglamento que desarrolla la Ley de Transparencia para que no haya ninguna duda sobre la obligación de publicar estas declaraciones de bienes. La ausencia de este desarrollo era precisamente la razón esgrimida por el Ejecutivo de Rajoy para no publicar esos documentos.

CONFIANZA PLENA EN DELGADO

Celaá ha reiterado la “confianza plena” en la ministra Delgado, pese a los audios conocidos sobre su comida con el comisario en prisión preventiva José Villarejo, cuando se le ha preguntado por qué la ministra de Justicia no denunció los chantajes a los que se dedicaba el policía cuando tuvo conocimiento de los métodos del policía en esa comida del año 2009, cuando era fiscal de la Audiencia Nacional.

La portavoz se ha limitado a señalar que será la propia Delgado la que dé todas las explicaciones correspondientes en sede parlamentaria, cuando comparezca en el Congreso de los Diputados el próximo 10 de octubre.

Tras insistir en que el Gobierno no se dejará chantajear por un “corrupto” como Villarejo, ha zanjado que el Ejecutivo es un “equipo de granito, perfectamente engrasado y enfrenta los problemas diarias en la confianza y la seguridad y en la determinación de que la ciudadanía está estimando el trabajo que está haciendo”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.