El estrés psicológico aumenta el riesgo de pérdida de visión, según ha mostrado una investigación llevada a cabo por científicos del Instituto de Psicología Médica de la Universidad de Magdeburg (Alemania) y que ha sido publicada recientemente en la revista ‘EPMA Journal’.

El estudio, que se presentará en noviembre en la 5ª Conferencia Internacional de ‘Baja Visión y Cerebro’ en Berlín, se basa en un análisis de cientos de investigaciones publicadas, así como informes clínicos sobre la relación del estrés y las enfermedades oftalmológicas.

“El estrés continuo y los niveles elevados de cortisol afectan negativamente el ojo y el cerebro debido al desequilibrio del sistema nervioso autónomo (simpático) y la desregulación vascular”, han explicado los científicos, quienes han recordado que tanto el ojo como el cerebro están involucrados en la pérdida de visión, un hecho a menudo es ignorado por los médicos y que no está sistemáticamente documentado en la literatura médica.

En este sentido, los expertos han comentado que las terapias complementarias como, por ejemplo, la estimulación cerebral, la relajación, la restauración de la visión, el manejo de la ansiedad y el apoyo social, contrarrestan el estrés e inducen una respuesta de relajación que reequilibra el sistema visual.

Los investigadores creen que este enfoque holístico puede usarse más ampliamente en el tratamiento clínico de las enfermedades oculares, por lo que han instado a los médicos a que recomienden las terapias contra el estrés como complemento a los tratamientos tradicionales de pérdidas de visión.

“Los doctores deben hacer un mejor esfuerzo para inculcar positivismo y optimismo mientras les dan a sus pacientes información con respecto al importante valor de la reducción del estrés. De esta forma, el círculo vicioso podría interrumpirse”, han comentado los científicos, para informar de que se están llevando más estudios clínicos para confirmar el papel que tiene el estrés en la pérdida de visión.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.