El ciberacoso a menores se ha duplicado en los últimos cinco años, pasando de los 824 casos que se registraron en 2012 a los 1.619 que se contabilizaron en 2017, según los datos facilitados por el Gobierno a una pregunta parlamentaria del diputado del PSOE Miguel Ángel Heredia.

Esta práctica ha mantenido un ascenso constante en ese periodo. Es, precisamente, entre 2012 y 2013 cuando se produce el mayor repunte de estos sucesos, ya que de los 824 casos en 2012 se pasó a 1.143 un año después. También se produjo una subida destacable, de 234 casos, entre 2016 y 2017, lo que supuso pasar de los 1.385 sucesos a los 1.619 que se contabilizaron el año pasado.

Para estas cifras, según explica el Ejecutivo en su respuesta, recogida por Europa Press, se han computado Internet, intranet y otras redes, páginas de streaming, redes de archivos compartidos (PSP), páginas de descargas directas, páginas de enlaces, blogs, correos electrónicos, telefonía/comunicaciones y redes sociales.

Heredia ha mostrado su preocupación por estos datos recordando que en los últimos tiempos han surgido iniciativas como campañas e incluso guías para hacer frente a este delito y evitar que adultos lleven a cabo determinadas prácticas a través de Internet para ganarse la confianza de menores.

Del mismo modo, ha señalado que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado han hecho públicas en diferentes oasiones consejos para evitar este ciberacoso y han incidido en la importancia de fijar normas para el buen uso de la tecnología.

Esto se debe, según explica el diputado, a la generalización del uso de ‘smartphones’ y tabletas, de sus cámaras y aplicaciones, y la posibilidad de acceder desde estos dispositivos a los perfiles en redes sociales y correo de menores. “Son nuevos escenarios de posibilidades de comunicación y también, de riesgo de seguridad y de privacidad”, ha advertido.

EDUCAR A LOS MENORES

Heredia ha señalado que el Gobierno de Pedro Sánchez apuesta por concienciar a los menores y educarlos en el uso de las nuevas tecnologías, especialmente en el uso de las fotos que se hacen, guardan o comparten, y que sean conscientes de las repercusiones de sus interacciones.

Heredia subraya la necesidad de adoptar medidas importantes y coordinadas ante un problema que va más año a año y destaca, en este sentido, el compromiso del nuevo Gobierno de “promover y colaborar” en la creación de cuantas medidas sean necesarias para acabar con situaciones que alteren la convivencia en los centros educativos.

Pero el ciberacoso no es el único problema de los menores a tratar. En la misma respuesta, el Gobierno alerta también de un aumento del 15 por ciento del acoso escolar, entre 2012 y 2017. Hace cinco años eran 890 los casos de victimización por esta práctica, mientras que el año pasado superaron los 1.000.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.