JOSEFINA BLANCO

En medio del complicado momento que está viviendo la familia Matamoros, Diego acudió a la inauguración de una nueva perfumería en la calle Lagasca de Madrid y lo hizo con la compañía de uno de sus grandes apoyos, su mujer Estela Grande.

Tras la polémica creada después de su última entrevista en la que el distanciamiento con su padre se ha hecho aún mayor, Diego prefirió no comentar nada sobre su familia y mucho menos de la relación actual con Kiko Matamoros y es que el joven podría haber perdido el apoyo de su familia tras su paso por el Deluxe.

Y es que la calificación de su padre como “un monstruo con ojos” ha llevado a Kiko Matamoros a plantearse que alguna vez su hijo le haya querido: “Mi hijo Diego es un monstruo, no está bien de la cabeza. No sé si ha tenido algún sentimiento hacía mi de tipo positivo en su vida pero ahora cuando veo todo esto me extraña”.

KIKO MATAMOROS VA A POR TODAS CONTRA SU HIJO DIEGO

Además, Matamoros padre no va a tolerar que se difame a su exmujer: “Me duele todo lo referente a Makoke. Es muy sinvergüenza cuando dice eso, y es una violación de la intimidad. Él me manda un mensaje porque Makoke llamaba “cariño” a un señor. Es un compañero que estaba con Makoke en el programa Enemigos íntimos, homosexual para más señas. Es hermano de un amigo mío desde hace años”.

En lo referente a las medidas legales que va a tomar, Kiko asegura que recurrirá a la vía penal para parar a su hijo: “Voy a ponerle una querella y voy a pedir pena de cárcel y que no vuelva a hablar de mi en televisión”.

Por su parte, parece que Diego se queda sin apoyos pues su madre Marian Flores ha hablado por vía de Belén Esteban para desvelar que no acepta la actitud que está teniendo su hijo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.