La española Carolina Marín ha accedido este sábado a la final del Abierto de China de bádminton, de categoría Super 1000 y que se disputa en la localidad de Changzhou, después de vencer a la japonesa Nozomi Okuhara por 15-21, 21-12 y 21-13.

Marín, vigente campeona olímpica, del mundo y de Europa, remontó en semifinales para firmar con ello su 14ª victoria seguida desde que en agosto, también en tierras chinas, conquistase por tercera vez el título mundial.

La andaluza ganó de nuevo a una oponente a quien ya había vencido la semana pasada en la final del Abierto de Japón (21-19, 17-21 y 21-11). Así, su próxima rival será la local Chen Yufei, que en la otra ‘semi’ se impuso a la también nipona Akane Yamaguchi por 21-14, 15-21 y 21-14.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.