El segundo trimestre se cierra en Baleares con una deuda pública inferior a la de 2014, lo que sitúa a la comunidad en los 8.960 millones de euros, el 29,4 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB), según los datos publicados por el Banco de España para el conjunto de las Comunidades Autónomas.

Así lo ha señalado en un comunicado la consellera de Hacienda, Catalina Cladera, que a su vez ha destacado que “las cifras demuestran que hemos parado el crecimiento desbocado de la deuda de la pasada legislatura” y que en el “último trimestre de este año” se confirmará la bajada de la cifra de la deuda también en términos absolutos.

El porcentaje del PIB representa una décima superior al 29,3 por ciento PIB de deuda que se registró en el primer trimestre de este año. Pese a ello, mejora en más de un punto el porcentaje del segundo trimestre de 2017, cuando el peso de la deuda en relación al PIB era del 30,5 por ciento.

La bajada del porcentaje de deuda pública en Baleares ha permitido que en este segundo trimestre se hayan recuperado los registros de deuda de finales de 2014, año en que la deuda acabó en el 29,7 por ciento sobre el PIB en Baleares.

Así, esta bajada de la deuda se mantendrá durante el año 2018, puesto que el Govern mantiene la previsión de cerrar el ejercicio con una deuda del 27,8 por ciento en relación al PIB, por debajo nuevamente del límite de deuda establecido.

El Govern mantiene así la línea de estabilización de la deuda llevada a cabo desde el inicio de la legislatura, y la previsión de reducción de la deuda en 2018, también en términos absolutos con respecto al año anterior, por primera vez en la historia de la comunidad.

En términos absolutos, el último dato del Banco de España correspondiente al segundo trimestre de 2018 también refleja que Baleares mantiene casi el mismo volumen de deuda registrada en el mismo periodo del año pasado (una cuantía de 8.953 millones en el segundo trimestre de 2017).

“Las cifras demuestran que hemos parado el crecimiento desbocado de la deuda que se mantuvo la pasada legislatura. Hemos estabilizado el volumen de deuda y este año, en el último trimestre, conseguiremos reducirlo al cierre de 2018 respecto al año anterior”, ha asegurado Cladera.

Cladera también ha puesto en valor los datos de ejecución del presupuesto de 2018, que han permitido cerrar el mes de julio con un superávit contable del 0,54 por ciento PIB para un total de 167 millones de euros en Baleares.

“Los indicadores siguen ofreciendo muchos datos y todos ellos apuntan hacia un progresivo saneamiento de las cuentas públicas de Baleares”, ha señalado Cladera. El dato de julio, ofrecido este jueves por el Ministerio de Hacienda, deja a Baleares como una de las ocho comunidades autónomas con superávit en la ejecución del presupuesto de 2018. Y el 0,54 por ciento sobre el PIB supone el segundo mejor balance entre ingresos y gastos, una vez cerrado el séptimo mes del año.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.