Foto: Reuters

El número de muertos a causa del terremoto registrado la madrugada del jueves en la isla de Hokkaido, en el norte de Japón, ha ascendido a 21, en el marco de la continuación de las operaciones de rescate en la zona.

Los esfuerzos se centran en el epicentro, en la localidad de Atsuma, en la que al menos ocho personas continúan desaparecidas, según ha recogido la cadena de televisión pública japonesa, NHK.

Las autoridades han señalado que más de 11.000 personas se encuentran en estos momentos en refugios de 51 municipios, mientras se intentan garantizar las condiciones para su retorno a sus viviendas.

La Compañía Eléctrica de Hokkaido ha manifestado durante la jornada que la logrado restaurar el 99 por ciento del servicio en la ciudad, si bien los residentes de Atsuma continúan sin agua potable.

El primer ministro, Shinzo Abe, ordenó el jueves la creación de un comité de emergencia para coordinar las tareas de búsqueda y rescate, al tiempo que anunció el envío a la zona de personal de la Fuerza de Autodefensa.

Los servicios meteorológicos de Japón situaron el origen del seísmo a unos 40 kilómetros de profundidad, mientras que Instituto Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés), ha rebajado la profundidad a 34 kilómetros.

El seísmo supone el segundo desastre natural que golpea Japón esta semana después de que el tifón ‘Jebi’ dejara fuertes lluvias e inundaciones y provocara la evacuación de 5.000 personas desde el aeropuerto de Kansai.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.