Decenas de balas de paja han ardido esta madrugada en Llucmajor en dos incendios que se han iniciado con apenas una hora de diferencia, lo que hace suponer que han sido intencionados.

El primero de ellos se ha iniciado sobre las 2:00 horas en la carretera de Ca’s Busso y de inmediato se han trasladado a la zona dos vehículos del parque de Llucmajor.

El segundo de los fuegos ha comenzado sobre las 3:00 horas en la carretera Llucmajor-Porreres y en las labores de extinción han trabajado también otros dos vehículos aunque, en este caso, del parque de Felanitx.

También se han desplazado a las zonas afectadas varias patrullas de Policía Local y de la Guardia Civil.

Ante la virulencia de las llamas y la imposibilidad de lograr extinguirlas por la fuerza que ya habían cogido a su llegada, los bomberos han optado por crear un perímetro se seguridad alrededor de cada uno de los incendios y dejar que las llamas fueran perdiendo intensidad hasta poder actuar.

Los bomberos han trabajado durante toda la noche y una vez que el fuego ha cesado se han remitido excavadoras con el fin de romper las balas y removerlas para que la zona se airee, un trabajo que se prolongará a lo largo de la mañana de hoy.

Se desconoce, al menos de momento, el número total de balas que han prendido aunque en el primero de los fuegos declarados (el de la carretera de Ca’s Busso) rondarían el centenar y, en el segundo, podrían ser unas sesenta o setenta.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.