Científicos de la Fundación Jiménez Díaz y de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) integrados en los Centros de Investigación Biomédica en Red de Diabetes y de Enfermedades Metabólicas Asociadas (CIBERDEM) y de Enfermedades Cardiovasculares (CIBERCV), han demostrado que elevadas concentraciones de leucina, isoleucina y valina (aminoácidos de cadena ramificada, o BCAA) generan inflamación y estrés oxidativo a nivel vascular, lo que podría asociarse a un elevado riesgo cardiovascular.

Los aminoácidos de cadena ramificada leucina, isoleucina y valina (BCAA) son aminoácidos esenciales implicados en el metabolismo de la glucosa y en el mantenimiento de una función cerebral adecuada, por lo que se usan como suplementos en situaciones de malnutrición.

Sin embargo, los BCAA también se usan frecuentemente –y en elevadas dosis– como suplementos nutricionales para potenciar la capacidad física y mental, igual que para aumentar la masa muscular.

Concentraciones plasmáticas elevadas de BCAA se encuentran también en algunas condiciones patológicas especiales, como la enfermedad de la orina con olor a Jarabe de Arce (Maple syrup urine disease), y también en pacientes con diabetes tipo 2 y obesidad.

Ahora, un estudio publicado en J Cell Mol Med, ha evaluado el efecto de elevadas concentraciones de BCAA en células endoteliales vasculares humanas en cultivo y en arterias procedentes de ratones.

“Se conocía que niveles plasmáticos elevados de estos BCAA se asocian con resistencia a insulina y con elevado riesgo cardiovascular. Sin embargo, los mecanismos responsables de estos efectos no estaban del todo claros”, afirman los directores el trabajo Jesús Egido y Ana María Briones, de la Fundación Jiménez Díaz y la Universidad Autónoma de Madrid (UAM).

“De esta manera logramos demostrar que elevadas concentraciones de BCAA incrementan la presencia de moléculas inflamatorias y de especies reactivas de oxígeno, las cuales facilitan la adhesión de células inflamatorias y favorecen el empeoramiento de las relajaciones dependientes de endotelio”, explicaron los investigadores.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.