El fabricante alemán de automóviles Volkswagen pondrá en marcha una campaña de revisión que afectará a unas 700.000 unidades de sus modelos Tiguan y Touran, con motivo de un eventual problema en el sistema eléctrico del techo panorámico de los vehículos.

Este problema en el sistema de iluminación instalado en el techo panorámico afecta a los modelos de las actuales generaciones del Tiguan y del Touran que se fabricaron desde el pasado 5 de julio. En Alemania hay afectadas 22.500 unidades del Touran y 30.000 unidades del Tiguan.

Según la publicación alemana Kfz-Betrieb, las unidades envueltas en esta campaña de revisión montan un techo panorámico de grandes dimensiones y un sistema de luz ambiental que podría experimentar un cortocircuito al entrar humedad en el módulo LED.

Un portavoz de la compañía explicó que, bajo condiciones “muy desfavorables”, este defecto podría ocasionar un incendio en el vehículo si los clientes no llevan el coche a revisión tras detectar el fallo del sistema de iluminación y el olor a quemado.

Desde la compañía explicaron que están trabajando actualmente en el desarrollo una solución para este eventual fallo y señalaron que una vez que se haya logrado un resultado satisfactorio se dará a conocer de forma pública.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.