El preso Santiago Izquierdo Trancho, con un amplio historial delictivo en España, ha aprovechado un permiso para darse a la fuga y no presentarse en el Centro de Inserción Social Jesús Haddad Blanco de León donde debía cumplir la condena que le restaba por tres delitos de robo con fuerza.

Según apuntan desde Instituciones Penitenciarias a Europa Press, los hechos se remiten al pasado día 30 cuando Izquierdo Trancho salió de la cárcel de León después de que se le concediera un permiso en régimen de autogobierno –al ser un preso de segundo grado–.

El reo, y como establece la ley una vez cumplida la cuarta parte de los tres años y tres meses a los que fue sentenciado por su triple delito de robo con fuerza, eligió la opción de pasar el resto de su intermaniento en un Centro de Inserción.

El pasado lunes, Izquierdo Trancho tenía que dirigirse solo, desde la prisión en la que ingresó en 2015, hasta el mencionado centro, tal y como estipula este tipo de regímenes, que buscan que el interno aprenda a autogestionarse para adaptarse a su reinserción social. Sin embargo, nunca llegó a ingresar en él y, desde entonces, los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado están intentando descubrir su paradero.

LLEGÓ A SUMAR PENAS DE 138 AÑOS DE CÁRCEL

Izquierdo Trancho ingresó en prisión en mayo de 1985 acusado de asesinato, un historial que se acrecentó con el asesinato de otro recluso, el secuestro de funcionarios, desacato, agresión o amenazas por los que llegó a sumar penas de prisión de 138 años que ya había cumplido.

Además fue uno de los cabecillas del motín de la cárcel de Herrera de la Mancha en 1991, al tiempo que ha protagonizado numerosos intentos de fuga.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.