Una mujer que estaba siendo trasladada al Hospital Son Espases en una unidad de Soporte Vital Básico (SVB) ha agredido en la madrugada de este viernes a una técnica del 061.

Según ha relatado en una nota informativa la Conselleria de Salud, a las 02.20 horas la paciente empezó a agitarse “de forma agresiva y con amenazas verbales”, consiguió liberarse del cinturón de seguridad y se levantó.

Ante este hecho, la técnico intentó sentarla y volver a colocarle el cinturón, momento en el que la paciente golpeó con la mano en el brazo a la técnico y, seguidamente, la insultó.

A consecuencia de ello, la técnico sufrió una lesión en la mano y su compañero acudió a la cabina asistencial para ayudar a la compañera e intentar reducir a la paciente para que no continuara con la agresión. Los trabajadores pidieron presencia policial y finalmente la trasladaron al Hospital.

Desde la Conselleria, el Servicio de Salud y la gerencia del 061 han condenado enérgicamente la agresión a la técnica, así como cualquier agresión, verbal o física, a los profesionales del sistema sanitario público.

Asimismo, el Servicio de Salud ha activado el protocolo previsto para estos casos, ofreciendo asistencia sanitaria y apoyo jurídico y psicológico a la profesional afectada.

La reforma del Código penal de marzo de 2015 establece que el personal del sistema sanitario público es considerado “autoridad pública”, y prevé una pena de hasta cuatro años de prisión para el agresor. El IbSalut exigirá el máximo rigor en la aplicación de la ley.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.