Un joven de veinte años, y nacionalidad española, ha fallecido esta madrugada tras ser atropellado en la carretera Llucmajor-S’Estanyol por un vehículo que se ha dado después a la fuga.

Sobre las 3:15 horas los servicios de Emergencia han recibido dos llamadas avisando de la presencia, en dicha carretera -una vía estrecha sin iluminación-, de un joven aparentemente ebrio que andaba de lado a lado y tambaleándose.

La policía de Llucmajor ha enviado al lugar a la única patrulla que tenía en activo esta madrugada y que se hallaba por El Arenal (a la una de la madrugada se había retirado la que estaba de refuerzo), circunstancia esta que ha supuesto que los agentes hayan tardado unos veinte minutos en personarse en el sitio indicado, donde han comenzado la búsqueda del joven.

Poco después han localizado el cuerpo del muchacho tendido en el suelo, aparentemente sin vida, y con señales de haber sido atropellado pues había diferentes restos de un vehículo en el mismo lugar.

De inmediato se ha requerido la presencia de una ambulancia y de la Guardia Civil de Tráfico que se han personado a los pocos minutos, aunque los servicios médicos no han podido sino certificar la muerte del joven.

Por su parte, la Guardia Civil de Tráfico se ha hecho cargo de las investigaciones para esclarecer lo ocurrido.

Los restos del coche apuntan a que se trata de un Renault de color granate, probablemente un Clio, que tiene rotos un intermitente, un faro y, seguramente, la luna delantera. Otro aspecto que se investiga es de donde venía la víctima y hacia donde se dirigía a esas horas de la madrugada y por esa vía.

La Benemérita ha querido hacer un llamamiento a la ciudadanía –y especialmente a los talleres de reparación- para que si alguien localiza al vehículo o tiene algún oro dato relevante, lo comunique al 062.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.