Las imágenes que mostramos han sido tomadas en Santa Ponça y hablan por sí solas: un turista completamente borracho que se exhibe en público sin el más mínimo pudor.

El vecino que registró la escena en su cámara ha asegurado que el turista se mantuvo “borracho y desnudo durante una media hora y en ningún momento tuvo intención de subirse el traje de baño, más bien al contrario”.

Durante esa media hora, fueron varios los menores y los grupos familiares que pasaron por el lugar y no tuvieron otra opción que aguantar como el individuo se exhibía con total impunidad ante ellos.

“La verdad es que no estaba violento y nadie llegó a recriminarle nada”, explica el vecino quien añade: “Pero lo cierto es que avisar a la policía resulta inútil porque o bien tarda en llegar o, simplemente, ni aparece”.

Crónica Balear ha podido saber que hay preocupación en Santa Ponça por el incremento del turismo de “borrachera y drogas” que ha experimentado la localidad durante esta temporada.

Algunos comerciantes de la zona han señalado a este digital que tienen la sensación de que el turismo de ese tipo que hay en zonas como Punta Ballena, en la cercana Magaluf, se están desplazando hacia Santa Ponça y lo cierto es que últimamente se han registrado varios episodios relacionados con la ingesta de drogas o alcohol en exceso, el último, este pasado domingo cuando once irlandeses, de edades comprendidas entre los 17 y los 19 años, tuvieron que ser atendidos tras tres días seguidos de marcha a base de drogas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.