Fotos: Isabelle Sleijpen

El fenómeno Pablo López (Málaga, 1984) continua imparable con su Tour Santa Libertad, que anoche volvió a dejar en Mallorca el buen sabor al que tiene acostumbrados al público de la isla.

EL CONCIERTO

Ocurrió en el recinto de Son Fusteret, donde el artista malagueño protagonizó un concierto multitudinario ante más de 2600 personas.

Pasaban algunos minutos de las diez de la noche cuando Pablo López hizo su aparición triunfal en el escenario. Sus músicos le acompañaron, como siempre, repletos de energía mientras el público esperaba ansioso el despliegue habitual del cantante.

Irrumpió como una exhalación, arrancando inmediatamente los gritos de los asistentes. Tras ofrecer los tres primeros temas con un entusiasmo incontestable, hizo una pausa para agradecer al público su apoyo incondicional.

Dominador de los tiempos y de las pausas, aprovechó para “hablar bajito” a los presentes, contando pequeñas anécdotas e intercambiando bromas con los asistentes.

Tras esto, retomó con fuerza con uno de sus temas estrella, El Patio, y de ahí hasta el final todo sigue su cauce en un espectáculo orquestado para que la emoción no decaiga en ningún momento.

VIEJO CONOCIDO

Pablo López es un viejo conocido del público mallorquín. Lejos quedan ya los años en los que hizo alguna actuación en salas pequeñas. Desde entonces, teatros y espacios cada vez más grandes se llenan rápidamente por un público fiel que va en aumento.

Sin ir más lejos, es la segunda visita del cantante a la isla en lo que va de año. La anterior fue en primavera, cuando colgó el cartel de no hay localidades en el Trui Teatre.

TOUR SANTA LIBERTAD

Pablo López desnuda su alma en este tercer trabajo discográfico “Camino, fuego y libertad”. La gira, titulada Tour Santa Libertad, está resultando todo un éxito allá donde pisa, llegando a programar incluso actuaciones dobles.

Con este tercer álbum, el artista dice haber “revuelto toda su vida, sus historias e incluso su casa”. Este trabajo marca un antes y un después en su carrera, convirtiéndose así en el más íntimo.

PABLO

Pablo López canta sincero porque sabe que para remover al espectador, antes debe haber hurgado en sus propios demonios. Su música sigue siendo visceral y honesta porque sigue buscando imposibles para hacer caminos posibles.

De modo que no hay nada más que añadir. Tal y como dijimos cuando lo vimos en primavera, el talento está de su lado. Tenemos Pablo López para rato.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.