Una planta baja de un edificio de Palma quedó prácticamente destruida en un voraz incendio que tuvo lugar en la noche de ayer.

La alarma saltó sobre las 23:00 horas en la calle Concordia de Palma cuando varios vecinos avisaron a los servicios de emergencia de que salía una gran cantidad de humo por las ventanas y la puerta del garaje de la planta baja del inmueble.

Hasta el lugar se desplazaron dotaciones de la Policía Local, Bomberos de Palma y Policía Nacional.

Mientras la Policía Local procedía a cortar el tráfico en la calle, los bomberos lograron abrir la puerta del garaje. En ese momento un perro salió del interior lo que provocó los aplausos de los allí congregados. Los bomberos comenzaron entonces las labores de extinción y comprobaron también que no había ninguna persona dentro de la casa.

Minutos después llegó el propietario quien aseguró que no sabía lo que podía haber ocurrido y que lo único que tenía conectado en ese momento era la nevera. Igualmente, explicó que en el interior, además del perro, había un gato aunque no se le pudo localizar.

El fuego afectó también a un primer piso y la Policía Nacional se hizo cargo de las investigaciones.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.