El 11 por ciento de los españoles ha admitido no acudir al dentista por falta de tiempo en su día a día, según ha arrojado el estudio ‘Pacientes en el sector dental’ elaborado por la consultora Key-Stone para Straumann.

El informe también ha mostrado que el 21 por ciento de los pacientes reconoce no acudir a una clínica dental, pese a tener algún problema bucal, por dificultades económicas.

No obstante, aunque los datos demuestren que existen “ciertos frenos sociales” que impiden que el cuidado de la salud bucal sea totalmente correcto, hay otros datos que ponen de manifiesto que la salud bucodental adquiere conciencia social entre la población.

En este sentido, el 19 por ciento de los españoles entre 25 y 79 años afirma en el estudio tener colocado un implante dental. Este porcentaje es alto respecto a otros países, pero guarda coherencia con el nivel de desarrollo del mercado de la implantología dental en España.

Por otra parte, el estudio también se ocupa de la conciencia sobre el valor de marca, tanto de la clínica como del producto. Ha concluido que aumenta una vez se ha realizado la intervención, pues resulta importante para el 53 por ciento de quienes tienen implantes, frente al 39 por ciento de los que van a realizarse uno próximamente.

Además, el paciente, sobre todo tras haberse sometido a la intervención, es más consciente del valor de los aspectos técnicos relativos, como el tipo y la marca, del dispositivo utilizado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.