Foto: Reuters

El fondista keniano Samuel Kalalei, actual campeón del maratón de Atenas, ha dado positivo en un control antidopaje, convirtiéndose en el tercer atleta del país africano que no supera un control en los últimos 10 días.

Kalalei, de 24 años, ha sido provisionalmente suspendido por dar positivo en eritropoyetina (EPO) en el control antidopaje al que se sometió el pasado 4 de junio.

Este caso supone el tercero de dopaje en un atleta de Kenia en los últimos 10 días y ya son más de 50 en los últimos seis años. Estos números provocan que la Athletics Integrity Unit (AIU) haya incluido al país del este africano en la categoría A de riesgo de dopaje.

A finales de julio, el esprinter Boniface Mweresa fue eliminado del equipo de Kenia, que encabezó la tabla de medallas en el Campeonato Africano en Asaba (Nigeria), después de que no pasara un test, según confirmó la Agencia Antidopa de Kenia (ADAK).

Por otro lado, Lucy Kabuu fue suspendida el 4 de agosto en una prueba de morfina durante la maratón de Milán, que ella ganó, del pasado mes de abril. Kabuu, excampeona de los 10.000 metros de los Commonwealth Games en 2006.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.