El director general de la Guardia Civil, Félix Azón, ha aprobado una sanción de un mes de empleo y sueldo para la guardia civil Pilar Villacorta, que se negó a utilizar un chaleco antibalas masculino durante la realización de un ejercicio de tiro.

El caso se remonta a 2016, cuando esta cabo primero, junto a dos compañeras de la Guardia Civil, aseguran que fueron obligadas por el coronel jefe de la Comandancia de Cantabria a usar chalecos antibalas no adaptados a la complexión femenina. “¿Cómo se sentiría con un tanga?”, espetó entonces Villacorta a su superior.

Estas palabras supusieron la apertura de un expediente en el que se solicitaba una sanción de tres meses sin empleo y sueldo, que finalmente ha quedado reducida a un mes de multa, según ha asegurado la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC).

En una comunicación recogida por Europa Press, esta asociación revela que también han sido sancionados con un mes de empleo y sueldo otros dos guardias civiles y representantes de la AUGC, Juan Couce y Alberto Alegría, quienes denunciaron irregularidades en sus respectivos destinos de trabajo.

Couce, siempre según la asociación, trasladó a sus superiores unas supuestas “irregularidades y negligencias” que estaban teniendo lugar en el aeropuerto de Las Palmas de Gran Canaria. La denuncia sin embargo fue archivada y “a continuación se abre expediente para perseguir y sancionar al representante de AUGC por supuestas aseveraciones falsas”.

Por su parte, Alegría denunció ante los medios de comunicación las “deficientes” condiciones en las que trabajaba el Servicio de Montaña de la Guardia Civil, lo que le costó un expediente por “aseveraciones falsas”.

QUE PEDRO SÁNCHEZ RECTIFIQUE

La AUGC cree que estos casos no son sino “un ejemplo más” de los “numerosos” representantes de la asociación que son sancionados “por ejercer el legítimo derecho de asociación profesional”.

A su juicio, el nuevo director de la Guardia Civil se ha encontrado con esta situación “heredada” del anterior Gobierno, por lo que ha pedido al jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, que “rectifique y no permita este atropello”, revocando las sanciones con los recursos de alzada que los servicios jurídicos de la asociación presentarán ante el Ministerio de Defensa.

“Sin duda sería una magnífica oportunidad para demostrar que se apuesta por el diálogo y el entendimiento, en lugar de aplicar represión y persecución por ejercitar derechos y solicitar mejoras para que los guardias civiles puedan desarrollar con mayores garantías su trabajo”, ha emplazado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.