Las personas con depresión tienen niveles sanguíneos bajos de una sustancia llamada acetil-L-carnitina, según han comprobado investigadores de la Universidad de Stanford (Estados Unidos), cuyo trabajo ha sido publicado en la revista ‘Proceedings of the National Academy of Sciences’.

Producida de forma natural por el cuerpo, la acetil-L-carnitina también está disponible como suplemento nutricional en farmacias, supermercados y catálogos de alimentos saludables. Las personas con depresión severa o resistente al tratamiento, o cuyos episodios de depresión comenzaron en edades más tempranas, tienen niveles sanguíneos particularmente bajos de la sustancia.

En este sentido, los resultados del trabajo, realizado en animales, han demostrado por primera vez el vínculo que hay entre los niveles de acetil-L-carnitina y la depresión, hallazgo que a juicio de los científicos se pueden extrapolar a las personas.

La depresión, también llamada trastorno depresivo mayor o depresión clínica, es el trastorno del estado de ánimo más prevalente en todo el mundo, afectando al 8-10 por ciento de la población general. De hecho, se considera que es la principal causa de absentismo laboral y de suicidio, y los tratamientos actuales sólo son efectivos para el 50 por ciento de los pacientes y suelen tener “muchos efectos secundarios”.

Por ello, los expertos consideran que sus hallazgos pueden servir para crear nuevos tratamientos farmacológicos más efectivos y con menos efectos secundarios. Y es que observaron que la deficiencia de acetil-L-carnitina se asociaba con un comportamiento similar a la depresión y que cuando administraba de forma oral o intravenosa se revertían los síntomas depresivos en “pocos días”.

Finalmente, una vez hallados estos datos en animales, el grupo de investigadores reclutó a hombres y mujeres de 20 a 70 años que habían sido diagnosticados con depresión e iban a ser tratados. A todos ellos, les realizaron análisis de sangre y se les analizó exhaustivamente su historial clínico, comprobando que, al contrario que en las personas sanas, los niveles de acetil-L-carnitina en la sangre de los pacientes con depresión eran sustancialmente más bajos, especialmente en aquellos que estaban más graves.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.