El Ayuntamiento de Palma ha decidido reabrir este miércoles las playas de Ciutat Jardí y Can Pere Antoni tras comprobar que las aguas son aptas para el baño.

En un comunicado, el Consistorio ha asegurado que así se desprende de los resultados de las muestras de agua tomadas ayer después de los vertidos de aguas residuales registrados en ambas playas.

Ciutat Jardí y Can Pere Antoni fueron cerradas -por tercera vez en diez días- por un vertido de aguas mixtas (pluviales y residuales) a causa de las intensas lluvias registradas en la madrugada del martes.

Por precaución, se decidió cerrar y señalizar con bandera roja las playas. Este miércoles volverá a ondear la bandera verde y el baño estará de nuevo permitido.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.