EP

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont ha asegurado que el Gobierno “tiene una oportunidad de diálogo con la Generalitat” y ha pedido al presidente, Pedro Sánchez, que permita el debate político sobre el derecho de autodeterminación.

En su intervención en el foro internacional Beyond Borders, que se ha celebrado este domingo en Innerleithen (Escocia), el expresidente ha afirmado que su deber es “permitir a los catalanes decidir sobre su futuro”.

Ha apuntado que la receta para la independencia “está hecha de gente, derechos humanos y respeto a los demás” y, siguiendo con la metáfora, ha insistido en que “el pastel catalán es un pastel de democracia”.

Puigdemont ha destacado, en su intervención en una ponencia sobre el futuro de Cataluña y Europa, que el caso catalán “puede ayudar a otros casos para resolver el conflicto más importante de nuestros tiempos: la autodeterminación de la gente”.

Además, ha criticado que la Fundación Francisco Franco sea legal en España y reciba dinero público, así como el Valle de los Caídos, pero “pedir un referéndum de autodeterminación es ilegal”, ha añadido.

Puigdemont, en el primer viaje que hace a un país tercero desde que volvió a Bélgica desde Alemania, ha explicado que el dictador Francisco Franco se murió cuando él tenía 13 años y por eso ha insistido en que sabe “cómo es vivir sin democracia”.

“Es una vergüenza para la Unión Europea tener presos políticos en su territorio”, ha indicado Puigdemont, quien ha subrayado que la mayoría de los conflictos mundiales tras la Segunda Guerra Mundial tienen su origen en la negación del derecho de autodeterminación.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.