NASA

Esta imagen muestra una tormenta de polvo proveniente de la costa marroquí y que viaja hacia el norte, hacia Europa. Esa situación contribuyó a la reciente ola de calor en España y Portugal.

La imagen fue adquirida por el Visible Infrared Imager Radiometer Suite (VIIRS) en el satélite Suomi NPP el 2 de agosto de 2018.

Durante el verano, el polvo comúnmente se eleva hacia el aire desde el noroeste de África, a veces viajando a los continentes vecinos, informa la NASA.

Datos de la Oficina de Modelización y Asimilación Global de la NASA muestran que la tormenta de polvo se creó cuando un sistema de alta presión (vientos en el sentido de las agujas del reloj) se movió sobre Argelia y Marruecos el 31 de julio, levantando polvo del desierto sahariano.

El sistema continuó viajando sobre el Océano Atlántico y hacia España y Portugal, atrayendo más polvo. El espectrorradiómetro de imágenes de resolución moderada (MODIS) en el satélite Terra de la NASA muestra que el polvo llegó a España y Portugal el 3 de agosto. Esa jornada se alcanzaron temperaturas superiores a 45 grados en ambos países.

Las nubes más nubladas sobre el Océano Atlántico indican áreas donde el polvo se levantó sobre las nubes. Los datos del instrumento CALIPSO (Cloud-Aerosol Lidar and Infrared Pathfinder Satellite Observation) muestran que la mayoría del polvo se elevó de 2 a 4 kilómetros sobre la superficie. Las nubes bajas yacían a menos de un kilómetro de la superficie.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.