Arran Palma ha desarrollado una nueva acción, esta vez contra el “turismo de élite”, que ha consistido en el despliegue de una pancarta en unos de los campos de golf de Son Vida y en la Reserva Natural del Toro “para denunciar la destrucción del territorio a la cual somete el modelo turístico”.

Según ha manifestado este martes en un comunicado la organización juvenil, esta acción simbólica se enmarca dentro de la campaña ‘No es turismofobia, es lucha de clases’.

En este sentido, han criticado que el actual modelo turístico “depredador” está “destruyendo el territorio”. “Los empresarios turísticos sólo quieren extraer más beneficios a expensas de nuestra miseria, y las instituciones son incapaces de hacer políticas valientes que mejoren las condiciones de la clase trabajadora”, han lamentado.

Desde Arran han explicado que en Mallorca hay más de 20 campos de golf que “utilizan una cantidad de agua inasumible, destruyen parajes naturales e inutilizan el suelo útil para el campesinado”.

Sobre ello, han denunciado públicamente Queremos el “turismo de élite” que atraen los campos de golf, “un turismo adinerado que no tiene ningún tipo de miramiento al privatizar el espacio público, que construye grandes chalets en zonas de gran interés paisajístico, y que fondean los grandes yates sobre la posidonia”.

Por este motivo, Arran Palma ha manifestado que no quieren ni masificación turística ni turismo de élite, “porque los dos niegan soberanía”, y han insistido en que la solución pasa por “parar totalmente los pisos turísticos, acabar con los contratos temporales, realizar inspecciones habituales a las empresas de la hostelería, poner un límite de plazas turísticas, reducir los campos de golf, limitar el número de cruceros y aumentar los impuestos a las empresas turísticas”.

Imprimir

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.