Foto: Reuters

El saltador español Nicolás García Boissier obtuvo el noveno puesto, con una puntuación de 370,25 puntos tras los seis saltos, en la final de trampolín de tres metros este jueves en los Europeos de natación en Escocia.

García Boissier se había clasificado por la mañana con la sexta marca (379.15 puntos) en la semifinal con otros 28 saltadores, entre ellos el también español Alberto Arévalo, que no pudo pasar al a final con su 17º puesto.

En la final, el primer puesto ha sido para el británico Jack Laugher con 525,95 puntos. La medalla de plata y de bronce han sido para los rusos Ilia Zakharov y Evegeni Kuznetsov, respectivamente, ambos superando la puntuación de 500.

Curiosamente, el madrileño también fue noveno (349.30) en la prueba de trampolín de un metro del pasado martes. En esta especialidad, Jack Laugher también fue quien se colgó el oro con 414.60 de anotación.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.